sábado, 20 de abril de 2013

Guía de Audición: Beethoven, Gran Fuga, op. 133


Bueno, pues héme aquí de nuevo embarcado en esto de las Guías de Audición que dejé interrumpidas hace tiempo. Recordaréis que acabé con los seis primeros cuartetos, los del op. 18. Me váis a permitir que haga un salto en el tiempo y no continúe por orden de opus, sino que me meta "a lo bruto" con la Gran Fuga, que lleva el nº de opus 133.
Concebida en primer lugar como movimiento final del cuarteto op. 130, su enorme duración y su muy diferente "aspecto" hicieron que al final se desgajara de aquél, quedando pues como un movimiento para cuarteto independiente, y componiendo Beethoven un nuevo Finale para el 130, bastante más "amigable"
Y recalco lo de amigable, porque la Gran Fuga es todo lo contrario en su primera escucha, y en las siguientes. Reconozco que a mí es una obra que nunca me ha gustado, me ha parecido áspera, algo absurda, incómoda de escuchar e incomodísima de tocar. Sólo tras un esfuerzo de análisis, descubriendo algo de su estructura, he llegado a apreciarla en lo que es, una música magistralmente escrita. Eso sí, sigue siendo una música difícil, no intentéis tenerla de música de fondo y no la recomendéis al típico amigo que os pide consejo sobre música clásica, porque jamás os dirigirá la palabra.
Si con todo lo que sigue consigo "clarificar" algo todo el aparente caos que es esta pieza, me sentiré muy satisfecho.
Una última cosa, no haré un análisis perfecto ni exhaustivo, en primer lugar porque no tengo los conocimientos suficientes para hacerlo y porque, en caso de tenerlos, no se me ocurriría abusar de vuestra paciencia. Tan sólo iré desentrañando de donde vienen algunos temas, para irlos haciendo reconocibles cuando escuchéis la pieza en su totalidad.
Aquí tenéis la partitura, por si queréis seguirla.

La obra no es una fuga en sí, sino una fuga doble con una introducción, a la que Beethoven llama "Overtura"
Y aquí comienzan las sorpresas, porque la Overtura es como una especie de Indice, en el que Beethoven expone, uno tras otro, los temas que nos van a ir apareciendo más tarde. Y, para hacerlo algo más caótico todavía, los temas nos aparecen en orden inverso: el primero que aparece figurará al final de la pieza, el segundo en penúltimo lugar, y así sucesivamente. Algo de lío, pues.

Pero no todo es tan caótico, como veréis. El primer tema (al que llamaremos A) aparece en un fuerte unísono de los cuatro instrumentos, en notas separadas y acentuadas, y acabando con un violento trino:
Ejemplo 001

La melodía en sí no es muy fácil de cantar o seguir, parece que los intervalos suban y bajen sin sentido.


Inmediatamente aparece otro tema, más rápido. Pero no cuesta mucho fijarse en que son exactamente las mismas notas, pero con un ritmo diferente, y más "comprimido", o como se dice más propiamente, en "disminución":
Ejemplo 002

Y nos aparece en dos posiciones diferentes, primero en la misma que al principio y luego en otra tonalidad. A este tema, al ser una variación del A, lo llamaremos A'.

Sin ningún enlace, nos aparece otra segunda variación de las mismas notas, ahora en piano, y con notas algo más lentas y ligadas, más suaves. Lo llamaremos, pues, A''. La textura es también diferente: en lugar de ser un unísono, ya cada instrumento toca algo diferente, por lo que encontramos ya algo de armonía en el asunto. Inmediatamente después, sobre esta segunda variación A'' aparece en la viola otro tema totalmente diferente, en suaves semicorcheas ligadas (minuto 00:10 del ejemplo siguiente). Me váis a permitir llamarle C, por razones que más tarde explicaré:
Ejemplo 003


Y, por último, concluyendo la introducción u Overtura, nos aparece aún una tercera variación de A, a la que llamaremos, lógicamente, A'''. Se trata de unas dubitativas notas, en pianísimo, algo desconcertantes:
Ejemplo 004


Hasta ahora, pues, nos ha aparecido un tema A y tres variaciones, diferentes en cuanto a ritmo, tempo, dinámica y textura, pero me gustaría recalcar que se trata de las mismas notas (o intervalos, para ser más exactos, porque aparecen en alturas diferentes). Escuchemos toda la Overtura, intentando reconocer las diferentes variantes:
Ejemplo 005


E inmediatamente comienza la primera Fuga. Recordáis que al principio comenté que la Overtura era como una especie de Indice, pero en orden inverso. Pues justamente en la Fuga aparecerá la última de las variantes, la A'''. Pero aparece diferente que al final de la introducción. En lugar de dubitativa y en pianísimo, la encontramos en fortísimo, y todas las notas llevan un violento sforzando.

(Hago aquí un inciso: para clarificar algo más todo esto, aparte de los ejemplos sonoros de un cuarteto "real" (el de Tokyo, para más señas), me he tomado la libertad de crear algunos ejemplos con sonidos sintetizados, que espero que sean algo más claros. Así puedo eliminar las voces que me molesten en cada caso, resaltando las más importantes.)

Aquí nos aparece A''', pero de la manera en que figura en la Fuga:
Ejemplo 006


Pero Beethoven todavía nos tiene reservadas una más de sus muchas sorpresas, como si no fuera capaz de seguir las reglas: aunque hasta ahora nos pueda parecer que A, A', A'' y A''' iba a ser el sujeto de la fuga, pues no es así. En realidad es un contrasujeto, y el sujeto principal, que aparece medio compás antes, es totalmente diferente  y nuevo. Escuchémoslo aislado:
Ejemplo 007


Y, junto con el contrasujeto, queda así:
Ejemplo 008


A este sujeto lo vamos a llamar B, si os parece (por eso he dejado el "C" para más tarde, como dije antes). Su escritura es áspera, con intervalos grandes y una articulación muy acusada. y el contrasujeto A''' se encarga de ir machacando al sujeto, de una manera bastante desconsiderada.

Escuchemos la introducción de la fuga, con las cuatro entradas del sujeto. Nos aparecerá B en los cuatro instrumentos, por orden de tesitura: violín 1, violín 2, viola y chelo. El contrasujeto A''' nos aparecerá en otro orden: viola, chelo, violín 2 y violín 1.
(me he permitido suprimir las voces que no son sujeto ni contrasujeto, para "limpiar" algo el asunto):
Ejemplo 009


Bien, creo que ya estamos preparados para escuchar un fragmento de la fuga en su versión real, con todas las voces. Perdonad lo farragoso de la explicación anterior, pero creo que era necesaria para no entrar a lo bruto en la fuga y perdernos en el intento:
Ejemplo 010


Esta primera fuga continúa, implacable y violenta, durante casi 130 compases, sin desfallecer en ningún momento, sino todo lo contrario. Tan solo resaltaré un par de cosas que nos van a ir apareciendo, que son diseños rítmicos diferentes y diferentes presentaciones de los temas.
En primer lugar, destacaría un ritmo de tresillos que aparece en el violín 1 en el compás 58 y se superpone a los ya conocidos temas B y A''', y que contribuye algo al caos existente:
Ejemplo 011

Esos tresillos irán pasando de manera ininterrumpida de instrumento en instrumento, contrastando claramente con los ritmos existentes.

En el compas 111 aparece otro ritmo diferente, con semicorcheas ligadas a una corchea, que es otro ritmo que no había aparecido hasta ahora. Y, para acabarlo de arreglar, el tema A''', que podremos reconocer en el violín 1, aparece desplazado, una corchea antes de lo esperado, como si quisiera pisarles el terreno a sus competidores:
Ejemplo 012


Otro nuevo momento a señalar es en el compás 138, donde el sujeto principal de la fuga (B), aparece desfigurado en ritmo de tresillos, pero totalmente reconocible. Permitidme echar mano otra vez del horrible sonido sintetizado. Escuchemos, uno después de otro, el sujeto B y su transformación en tresillos:
Ejemplo 013


Asímismo, simultáneamente a esta variación de B, el contrasujeto A''' nos aparece también transformada, en este caso comprimida, sin pausas (por disminución). Escuchemos A''' y su transformación:
Ejemplo 014


Y, en la versión real, el fragmento queda como sigue:
Ejemplo 015


Y la fuga sigue su recorrido implacable, pero sin previo aviso, la cosa se interrumpe abruptamente, para cambiar totalmente de atmósfera:
Ejemplo 016


Y entramos en la Segunda Fuga. Tras unos breves diseños entre los dos violines (de nuevo derivados del tema principal A, todavía más comprimidos), entramos en la exposición de esta segunda fuga, con el tema C (recordad el ejemplo 003):
Ejemplo 017

Textura diferente, dinámica diferente, y una atmósfera relajada que viene muy bien tras la frenética fuga anterior. A señalar que nos va a aparecer la variación A'' (ejemplo 003, de nuevo) primero en la viola (minuto  00:21 del ejemplo anterior), luego en el violín 2 (minuto 00:32  del ejemplo anterior), y así sucesivamente.
Esta segunda fuga es muy diferente y mucho más agradable que la anterior, SE escucha mucho más fácilmente y la atmósfera relajada se mantiene durante mucho rato. Tan solo al final la dinámica crece algo y aparece un unísono con el tema C, pero enseguida la cosa se apacigua de nuevo.

Y desembocamos en un fragmento más danzable, recordaría a un scherzo, donde reconocemos de inmediato el tema A' (minuto 00:19 del ejemplo siguiente):
Ejemplo 018


Pero la calma dura poco, porque, junto con apariciones de A' y algunas inversiones en movimiento contrario, de repente aparece el primero de los temas, A, de improviso y en fortísimo, primero en el chelo, y luego en viola, violín 2 y violín 1:
Ejemplo 019


Durante esta fuga tenemos de todo, incluso un stretto en el que el tema A va apareciendo en todos los instrumentos, cada uno antes de que acabe el anterior:
Ejemplo 020


Tras este episodio contrapuntístico, o más exactamente, a mitad del mismo, tenemos un pasaje que nos recuerda al comienzo de la segunda fuga (recordad el ejemplo 017), pero expuesto de una manera diferente, más fuerte y acentuada:
Ejemplo 021


Tras este paréntesis continúa el scherzo, que se va desintegrando poco a poco:
Ejemplo 022


Aquí de nuevo Beethoven nos recuerda, como hizo en alguna de sus otras composiciones (final de la 9ª sinfonía, por ejemplo), pequeñas citas de lo que ha pasado antes. El comienzo de la 1ª fuga:
Ejemplo 023


y el comienzo de las 2ª:
Ejemplo 024


Tras estas dos "entradas falsas", la cosa se  centra y encontramos un rotundo unísono con el tema A (tal como comenzó la composición, si recordáis):
Ejemplo 025


La composición llega a su fin, con las últimas apariciones del tema B en el primer violín, más suaves y en legato, y del tema A en violín 2 y chelo, para acabar la obra de una manera mucho más tonal y ordenada, teniendo en cuenta lo pasado:
Ejemplo 026



Espero que, con todo lo dicho, esta incómoda obra no os parezca tan absurda ni esquizofrénica a partir de ahora. Que la disfrutéis.

Aquí podéis escuchar la Gran Fuga  sin interrupciones:



5 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por estas guías a los cuartetos de Beethoven, en especial por esta de la Gran Fuga. Llevo tiempo buscando algo así.

    ResponderEliminar
  2. juan Ignacio A-G (alias Horacio)
    para mi, que no soy músico ni musicólogo, pero un gran enamorado de beeth., su op133 siempre me ha sorprendido, por incomprensible. pero hoy, gracias a tu guía, he conseguido "entender" el concepto de la fuga. miles de gracias.

    ResponderEliminar