miércoles, 9 de abril de 2014

Beethoven, Trios para cuerda - Una discografía comparada

Dentro de la producción camerística de Beethoven, cualquier cosa que se quiera comparar a sus cuartetos queda automáticamente empequeñecida, por la gran producción de estos últimos y su enorme importancia, tanto en la obra de su compositor como en toda la música occidental. Pero no por ello se pueden considerar los trios de cuerda obras menores, ni mucho menos.

En total son 5 obras: el op. 3 en Mi b M, el op. 8 en Re Mayor (también llamado "Serenade") y los tres que componen el op. 9, en Sol Mayor, Re Mayor y Do menor, respectivamente. A pesar de tratarse todos ellos de obras de juventud, habría que distinguir, por cierto, entre los dos primeros y los tres del op. 9, mucho más elaborados, y que se podrían codear con los 6 cuartetos del op. 18.

El primero trio, op. 3, en Mi b M, prácticamente es un divertimento, con sus seis movimientos, y parece que Beethoven tuviera presente el magnífico k. 563 de Mozart (también en Mi b M, por cierto). Mismo número de movimientos y una sucesión prácticamente idéntica: Rápido, lento, minueto, lento, minueto y rápido. ¿Simple coincidencia? Si hubiera que destacar algún movimiento, su sereno 4º movimiento, Adagio.
Ej. 101

O el final, que nos recuerda enormemente a Haydn por su humorístico comienzo, que es como una especie de pregunta, seguida de pausas.
Ej. 102


sábado, 15 de febrero de 2014

Mis CDs favoritos (15): Janine Jansen & otros, Schoenberg y Schubert



Dicen que rectificar es de sabios. En mi caso, tendría que decir que no es de sabios, sino de tontos cargados de prejuicios. Janine Jansen siempre me ha parecido una gran violinista, pero visualmente siempre me ha parecido muy exagerada, con mucho movimiento, abundancia de muecas, gestos, que en ocasiones me han parecido fuera de lugar.
Pues bien, me voy a tener que tragar mis palabras, una detrás de otra. Sus últimos discos de Bach (las Invenciones y Sinfonías, con la 2ª Partita, y los Conciertos para violín) me han parecido modélicos. Asímismo he podido ver un DVD titulado "Janine", así como suena, de un tal Paul Cohen, mezcla de documental y película, donde nos la presenta en su vida diaria. Y la verdad es que mi idea ha cambiado totalmente. Dando por descontado que se trata de una violinista de una enorme técnica, es que musicalmente es espectacular. Y precisamente me he dado cuenta de ello en el repertorio más camerístico, como es el disco que nos ocupa.

lunes, 27 de enero de 2014

Mis CDs favoritos (14): Vilde Frang, Michail Lifits (Grieg, Bartok, Strauss)



Estamos acostumbrados a escuchar violinistas de una perfección técnica apabullante, y aún más en disco. Pero raramente nos llaman la atención detalles de musicalidad, sonido, fraseo, que distingan un violinista por encima de los otros. Pues bien, éste es uno de esos casos.
La noruega Vilde Frang, nacida en 1986, es una violinista de una enorme musicalidad y, sobre todo, originalidad. Este es su segundo disco. Ha grabado, que yo sepa, un disco con los conciertos de Sibelius y Prokofiev (nº 1) y otro con los del Nielsen y Tchaikovsky.
Lo primero que sorprende de este disco es el programa: no se trata del típico disco de presentación de una joven promesa. Además, juntar dos sonatas de violín y piano con la Sonata de Bartok para violín solo es algo bastante arriesgado, la verdad. Pero, en la práctica, todo funciona muy bien, porque el nivel interpretativo es muy alto.
La sonata de Grieg no es la que más se toca, su sonata nº 3, en Do menor, es mucho más conocida. Es una obra de juventud, luminosa y con un estilo no tan personal como sus otras obras más posteriores. Parece que estemos escuchando a Mendelssohn o Schumann en lugar de Grieg. Escuchemos el comienzo de su tercer movimiento:
Ejemplo 01

Podemos apreciar la delicadeza de su sonido y la gran variedad de expresión que consigue. Por otra parte, cuenta con un pianista impresionante, Michail Lifits.